consejos de mantenimiento preventivo industrial

En esta entrada del blog, voy a compartir algunos consejos de mantenimiento preventivo industrial que hemos acumulado a lo largo de los años. Pero, ¿sabes cómo se debe realizar un plan de mantenimiento preventivo? y ¿por qué se debe hacer?

A continuación te resuelvo estas preguntas y otras más para que no te quede duda alguna de su beneficio para las empresas.

¿Qué es el mantenimiento preventivo?

El mantenimiento preventivo se encarga de la conservación de los equipos en condiciones óptimas mediante revisiones regulares de la maquinaria y tareas de mantenimiento.

Estos servicios pueden ser programados de acuerdo a un calendario o basados en el tiempo de funcionamiento del equipo.

El proceso normalmente implica la inspección, la limpieza y los cambios de aceite y filtro. Un programa de mantenimiento preventivo puede reducir el tiempo de inactividad no planificado al proporcionar un sistema para identificar y solucionar cualquier reparación necesaria.

Tipos de mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo puede ser programado en función del tiempo o del uso. Veamos un ejemplo para cada uno.

Mantenimiento preventivo basado en el tiempo

Un ejemplo típico de un detonante de mantenimiento preventivo basado en el tiempo es una inspección periódica de una pieza crítica del equipo que afectaría gravemente a la producción en caso de avería.

Mantenimiento preventivo basado en el uso

El uso prolongado de una pieza durante cierta cantidad de kilómetros, horas o ciclos de producción. Un ejemplo de este desencadenante es un vehículo de motor que podría ser programado para entrar en servicio cada 10.000 km.

¿Por qué se debe realizar el mantenimiento preventivo?

En la práctica, un plan de mantenimiento preventivo se realiza para programar tareas como la limpieza, la lubricación, los cambios de aceite, los ajustes, las reparaciones, la inspección y el reemplazo de piezas, y las revisiones parciales o completas que se programan regularmente.

También, implica mantener registros precisos de cada inspección y servicio, así como conocer la vida útil de cada pieza para comprender la frecuencia de sustitución. Estos registros pueden ayudar a los técnicos de mantenimiento a anticipar el momento adecuado para cambiar las piezas y también pueden ayudar a diagnosticar los problemas cuando se produzcan.

Para realizar estas tareas, un software de mantenimiento preventivo te puede ayudar a recopilar y organizar esta información para que esté fácilmente disponible para los técnicos de mantenimiento.

¿Cómo se debe realizar el mantenimiento preventivo?

El mantenimiento preventivo tiene un enfoque proactivo hacia el mantenimiento e implica cuatro elementos de acción clave que se deben tener en cuenta para realizar un plan: inspección, detección, corrección y prevención.

Veamos más de cerca cómo cada concepto es fundamental para el éxito de llevar a cabo un plan de mantenimiento preventivo.

Inspección:

Las inspecciones son una parte necesaria del mantenimiento preventivo y ayudan a las empresas de dos formas.

Primero, las inspecciones de las instalaciones y los equipos aseguran que el equipo es seguro de usar. Las inspecciones regulares ayudan a prevenir lesiones en el lugar de trabajo y proporcionan a las empresas una mayor protección de posibles responsabilidades civiles.

Segundo, las inspecciones regulares protegen la maquinaria. En definitiva, las inspecciones aseguran que el equipo funcione como el fabricante lo ha previsto.

Detección:

Operar con un enfoque de funcionamiento hasta que se produzca la falla puede terminar costando a la empresa un dinero significativo, por lo que muchos departamentos de mantenimiento industrial eligen utilizar un enfoque preventivo para el mantenimiento.

El mantenimiento preventivo ayuda a los responsables del departamento de mantenimiento a detectar los problemas en una fase inicial, cuando todavía es relativamente fácil y económico solucionarlos.

Corrección:

El mantenimiento preventivo estimula a los técnicos de mantenimiento a adoptar un enfoque proactivo respecto al cuidado del equipo y a corregir los problemas antes de que se produzcan.

Si se detecta un problema (o un posible problema), los técnicos adoptan medidas para abordar rápidamente el problema antes de que empeore o detenga las operaciones.

Prevención:

Los encargados del mantenimiento pueden combinar los registros de inspección y las notas de mantenimiento para aprender de los errores del pasado y corregir los problemas repetidos con el equipo. La prevención de las fallas de los activos reduce el estrés y aumenta la productividad de los equipos de las instalaciones.

Cuando los equipos funcionan tal como se han inspeccionado, el personal técnico puede concentrarse en las tareas de mantenimiento proactivas (en lugar de las reactivas).

flujo de trabajo del mantenimiento preventivo industrial

¿Cómo implementar un plan de Mantenimiento Preventivo que funcione?

A muchos encargados del mantenimiento industrial les gusta la idea del mantenimiento preventivo, pero rápidamente se frustran al no saber por dónde empezar. La buena noticia es que implementar un proceso proactivo puede ser indoloro si los jefes del departamento desarrollan una estrategia sólida y usan las herramientas adecuadas.

La forma más rápida y fácil de apoyar un programa de mantenimiento preventivo es usando un software de gestión del mantenimiento industrial (GMAO). Un sistema GMAO no sólo puede automatizar las tareas de mantenimiento preventivo del departamento, sino que también sustituirá las voluminosas pilas de papel y las desordenadas hojas de cálculo.

El software se encarga de que su equipo técnico de mantenimiento sea responsable y les proporciona acceso instantáneo a la información de los activos y a los protocolos de mantenimiento preventivo en el campo.

Te puede interesar: Qué es un GMAO

Existen toda una serie de funciones con las que el software de gestión del mantenimiento puede ayudar a tu equipo a salir adelante y mantenerse organizado con el mantenimiento preventivo durante todo el año. A continuación describo las más importantes:

Utilizar el mapeo de activos basado en la ubicación para encontrar y dar servicio a los equipos.

El mapeo de activos basado en la ubicación permite a los usuarios del software filtrar los activos a través de un mapa de planta interactivo para que vean sólo los elementos de los activos que necesitan.

Esta característica es especialmente útil si un miembro del equipo está asignado a inspeccionar o dar servicio a todos los activos de un cierto tipo (por ejemplo, inspeccionar todas las señales de salida de emergencia en busca de bombillas quemadas) como parte de un programa de mantenimiento preventivo.

Utilizar un módulo de programación de órdenes de trabajo para crear tareas de mantenimiento preventivo recurrentes.

El software facilita la gestión de las órdenes de trabajo y la programación del mantenimiento preventivo. Tendrás la capacidad de clasificar las solicitudes de servicio entrantes por edificio o planta, asignar órdenes de trabajo a miembros específicos del equipo y recibir recordatorios automáticos de las próximas tareas de mantenimiento preventivo.

Cargar la documentación de los activos, los recibos y los manuales adecuados para su futura revisión.

El software incluye la gestión de documentos de las instalaciones y equipos, que protejan la documentación más crítica y otorgue acceso instantáneo a ella en el campo donde más importa. Podrás cargar y almacenar cualquier documento, incluyendo manuales, información de garantía, recibos y as-builts para informes de puesta en marcha.

Mantenerse informado sobre el éxito del mantenimiento preventivo con una tabla de informes de datos.

Muchos jefes de mantenimiento industrial se basan en datos y quieren ver la evidencia del éxito (o la necesidad de mejora) a través de los números.

Algunas soluciones de software para la gestión del mantenimiento cuentan con un tablero de estadísticas, que sirve como una ventanilla única para los datos departamentales. Estos datos resultan útiles a la hora de elaborar informes anuales para los administradores de tu empresa.

Acceder a la información del mantenimiento de los activos en el campo a través de cualquier dispositivo electrónico.

El software de gestión del mantenimiento hace que su equipo se ponga en marcha, se mueva y realice más trabajo a lo largo del día. Ya no tendrás que estar atado a tu PC y a tu impresora, ya que un GMAO puede funcionar en cualquier dispositivo móvil y elimina la necesidad de imprimir órdenes de trabajo para las tareas de mantenimiento preventivo.

Escanear los códigos QR para ver las órdenes de trabajo de mantenimiento preventivo de un activo.

Un código QR es un tipo de código de barras que puede colocarse en los equipos y activos de una instalación. Para ello, es necesario utilizar un dispositivo móvil con una cámara para escanear el código QR de un activo. Con el escaneo del código de barras, tu equipo tendrá acceso instantáneo al historial del mantenimiento preventivo de un activo, así como a las próximas tareas de mantenimiento a realizar.

Listas de verificación del Mantenimiento Preventivo (Checklist)

Antes de comenzar, echa un vistazo a esta lista de verificación previa que contiene alguna información básica que debería ser el núcleo de cualquier plan de mantenimiento preventivo:

  • Evaluar e inventariar el estado actual de su instalación: Establece puntos de referencia basados en el rendimiento actual en cuanto a eficiencia, calidad, tiempo de funcionamiento, mantenimiento y más, y asegúrate de que comprende todos los aspectos de tu instalación y equipos que se someterán a mantenimiento preventivo.
  • Localizar la documentación: En el caso de la maquinaria, gran parte del mantenimiento preventivo puede realizarse de acuerdo con las recomendaciones y especificaciones del fabricante.
  • Crear tu propia documentación: Una lista de verificación de mantenimiento preventivo de las instalaciones es un buen comienzo y una referencia rápida, pero asegúrate de documentar exhaustivamente tu plan y procesos de mantenimiento preventivo en un lugar donde todos los empleados puedan acceder y revisarlo fácilmente.

Con estos pasos iniciales completados, estás listo para empezar a construir una lista de mantenimiento preventivo. Puedes usar la guía de la lista de verificación de mantenimiento preventivo (Checklist) que aparece a continuación como punto de partida:

Mantenimiento preventivo de las máquinas

  • Asegúrate de que la maquinaria esté libre de residuos, antes y después de cada turno.
  • Limpia las superficies de la máquina de lubricante, suciedad y otros desechos sueltos cada día.
  • Inspecciona regularmente las herramientas para comprobar que estén bien afiladas.
  • Revisa y reemplaza las herramientas desgastadas o dañadas.
  • Verifica rutinariamente todos los niveles de fluido de la maquinaria y los filtros de aire y reemplázalos cuando sea necesario.
  • Calibra las máquinas regularmente.

Mantenimiento preventivo para el equipo de transporte de materiales

  • Comprueba regularmente las cintas de transporte para ver si están dañadas.
  • Revisa la calibración y programación de las máquinas de soporte.
  • Limpia las correas y otros equipos en contacto directo con los materiales y el inventario al menos una vez al día.
  • Verifica y evalúa los motores y otras fuentes de energía al menos dos veces al año.

Mantenimiento preventivo de la infraestructura de las instalaciones

  • Asegúrate de que exista un espacio adecuado entre las máquinas.
  • Confirma que las áreas de seguridad y precaución están suficientemente marcadas.
  • Mantén los pasillos y otros medios de entrada y salida libres de desperdicios y cualquier otro material.
  • Garantiza que los cables estén debidamente asegurados y no presenten ningún peligro.
  • Comprueba regularmente las barandillas de las escaleras y los pasillos.
  • Inspecciona los elementos estructurales de los edificios al menos una vez al año. Los daños estructurales pueden dañar aún más sus inversiones de capital y su inventario, creando pérdidas exponenciales.
  • Revisa y repara exhaustivamente los sistemas de los edificios (electricidad, fontanería, red) al menos una vez al año.
  • Examina los detectores de incendios dos veces al año y cumple con las regulaciones locales.
  • Evalúa los exteriores, incluyendo las instalaciones de estacionamiento, para determinar si hay peligros.
  • Inspecciona el techo al menos una vez al año.

Mantenimiento preventivo para la red y los sistemas de datos

Nota: A medida que los sistemas conectados son cada vez más comunes, una buena «higiene de los datos» es tan importante para las instalaciones industriales como para cualquier otra organización.

  • Revisa las normas de seguridad de la red.
  • Comprueba regularmente e identifica las amenazas más inmediatas a la seguridad de tu red (por ejemplo, ¿ha habido recientemente violaciones de datos en las noticias?).
  • Asegúrate de que los empleados cumplen con las prácticas de seguridad, como la seguridad de las contraseñas y las buenas prácticas de correo electrónico (evitar los esquemas de phishing, etc.).
  • Cambia las contraseñas de Wi-Fi y otras redes al menos dos veces al año.

Los puntos anteriores cubren una amplia gama de aspectos para una empresa, y todos ellos pueden contribuir al funcionamiento más eficiente, seguro y productivo de tu negocio.

¿Cuáles son los beneficios del mantenimiento preventivo?

El mantenimiento preventivo ofrece a las empresas una serie de beneficios importantes, entre los que se incluyen

  • Prolongación de la vida útil de los equipos de la empresa
  • Disminución de paradas imprevistas causadas por fallos del equipo
  • Menos mantenimiento e inspecciones innecesarias
  • Reducción significativa de errores en las operaciones diarias
  • Mejora de la confiabilidad del equipo
  • Descenso notable de reparaciones costosas causadas por fallas inesperadas del equipo que deben ser arregladas rápidamente
  • Reducción del riesgo de accidentes

Lo ideal sería que un plan de mantenimiento preventivo impidiera que todo el equipo fallara antes de que ocurriera. Ahorrará tiempo, reducirá los costos y mantendrá una operativa eficiente y productiva.

Y ahora que ya conoces todo lo que necesitas saber en mantenimiento preventivo, estos son nuestros consejos para mejorar los resultados de un plan de mantenimiento preventivo, con especial atención al sector industrial.

consejos de mantenimiento preventivo industrial

11 Tips de mantenimiento preventivo industrial

1. Evaluar tus mejores activos

El primer y más importante paso que puedes dar para mejorar tu plan de mantenimiento preventivo es evaluar tus activos. Para ello, debes tomar notas detalladas sobre cada aspecto de ellos – su ubicación, su condición, el tiempo que el equipo ha estado en funcionamiento, la duración de su vida útil, y así sucesivamente.

Una vez que tengas tu esquema, puedes empezar a desarrollarlo. Cada jornada comienza con ese primer paso, y entender tus activos es la manera de empezar a ir por el camino correcto.

2. Auditar tus activos

Ahora que se tiene una idea del equipo disponible, da un paso atrás y hazte algunas preguntas críticas:

  • ¿Cuánto esfuerzo se requiere para mantener cada pieza de la maquinaria?
  • ¿Sería más barato y más eficiente reemplazar una máquina que apenas se sostiene?
  • ¿Vale la pena el coste de la sustitución por un posible apagado o un peligro para la seguridad?
  • ¿Tengo suficiente equipo para gestionar el taller adecuadamente y cumplir con los objetivos de la planta?
  • Tal vez tienes un exceso de inventario, si es así, ¿cómo puedo aprovecharlo?

3. Aumentar el personal técnico

A continuación, deberías controlar otro activo crucial a tu cargo: los técnicos de mantenimiento industrial.

  • ¿Está cualificado para realizar el mantenimiento de rutina y preventivo de cada equipo en su instalación?
  • ¿Tengo suficiente cobertura para asegurar que toda la maquinaria reciba los trabajos preventivos que requieren?
  • ¿Tengo cobertura en caso de baja de un empleado? Lo último que quieres es que te falte personal.

4. ¿Cuál es el plan de mantenimiento preventivo?

En el momento que tienes una mejor comprensión de tu personal y activos, puedes empezar a concretar tu plan de mantenimiento preventivo.

  • ¿Quién se encargará del cuidado de la maquinaria?
  • ¿Con qué frecuencia requiere cada pieza un mantenimiento rutinario?
  • ¿Cómo se realizará la emisión de órdenes de trabajo?
  • ¿Que tareas desempeñará cada uno de los técnicos de mantenimiento?

Una vez que el plan esté en marcha, asegúrate de que tus técnicos entienden los objetivos establecidos.

5. Hacer responsable al personal

Parte de la ejecución del plan implica asignar tareas y equipos específicos a los miembros del equipo. De esta manera, no habrá confusión cuando llegue el momento de cumplir con las órdenes de trabajo. Esto es clave para mantener el plan de trabajo en curso, especialmente en el mundo del mantenimiento preventivo industrial.

6. Realizar recorridos e inspecciones de rutina

La inspección visual – que incluye escuchar y tocar también – puede ayudarte a detectar pequeños problemas antes de que conduzcan a grandes fallas. La mayoría de la maquinaria dará alguna señal de deterioro inminente mucho antes de necesitar ser reemplazada. ¡Aprende a buscar las señales y a detectarlas!

7. Crear listas de verificación

Un gran consejo para mejorar la eficiencia del plan de mantenimiento preventivo es crear listas de verificación para las piezas comunes de la maquinaria y el equipo. Hay que asegurarse que los técnicos de mantenimiento siguen estas listas para garantizar que no se pierdan ningún paso vital durante el proceso de mantenimiento.

8. Documentación

Guarda la documentación de todo: guías de los equipos, manuales de usuario, historiales de órdenes de trabajo y mantenimiento, estándares de seguridad y prevención de riesgos laborales. Es básico tener un sistema de documentación organizado y fácil de encontrar. Esto te ayudará a asegurarte de que todo esta en orden en el caso de que necesites proporcionar pruebas del procedimiento ejecutado cuando se rompa una máquina o se produzca un accidente o una lesión en el lugar de trabajo.

9. Formación Técnica

Asegurarse de que todo el personal técnico de mantenimiento están al día en las últimas tendencias de la industria del mantenimiento y la confiabilidad aumenta el conocimiento y la capacidad del equipo para mantener las instalaciones en condiciones óptimas, así como la capacidad para adaptarse a las nuevas (y a veces complejas) tecnologías que se puedan implementar en tu empresa.

En definitiva, invertir en formación técnica aporta interesantes ventajas a la empresa y al personal técnico de mantenimiento.

10. Auditar tu plan de mantenimiento preventivo

Examina tu plan de mantenimiento con ojos frescos, como si fuera tu primer día de trabajo. Estudia los informes y las órdenes de trabajo anteriores para buscar áreas de mejora, y no te preocupes por las debilidades. Si ves una área problemática, córtala de raíz antes de que sea demasiado grande. Los problemas pequeños pueden acumularse rápidamente, y recuerda, ningún proceso es perfecto; siempre puedes mejorar.

11. Adquirir un sistema de gestión del mantenimiento industrial

Un sistema de gestión del mantenimiento asistido por ordenador (GMAO) adecuado puede ayudarte con todos los consejos anteriores y algunos más.

No confíes en una hoja de cálculo o en un montón de blocs de notas y carpetas para implementar tu sistema de mantenimiento; en su lugar, investiga sobre los GMAO de calidad y elije el que tenga la funcionalidad adecuada para tu situación.

El sistema de gestión del mantenimiento informatizado, te ayudara en el ahorro de costes y aumentará la eficiencia de tu empresa.

Conclusión:

El mantenimiento preventivo se considera a menudo por las empresas como un gasto general difícil de justificar. Pero sólo se necesita un período de inactividad o un único accidente notable para demostrar lo importante que es llevar a cabo un plan de mantenimiento preventivo.

Para empezar a implementar un programa de mantenimiento preventivo, elije algunos activos críticos, haz una lista de verificación de mantenimiento preventivo, y luego programa las tareas de mantenimiento preventivo en un GMAO.

La formación técnica mejora el rendimiento de los técnicos de mantenimiento industrial. También,  aumenta la eficiencia de los procesos productivos, resultando una ganancia económica para las empresas del sector manufacturero y otros sectores.

aula21 imparte cursos de formación en mantenimiento industrial que ayudan a ampliar las capacidades técnicas de los técnicos de mantenimiento en diferentes áreas.

Además, dispone de formación específica para Jefes del Departamento de Mantenimiento Industrial enfocada a la gestión del mantenimiento industrial.

Quiero ver los cursos de mantenimiento industrial>>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat